| VOLVER |

Las texturas de las cosas permiten que las luces y las sombras delimiten los espacios y produzcan sensaciones.

Como en la vida, las texturas dan los matices, las sutilezas, los claroscuros, los antagonismos, las definiciones.

En la vida o dentro de la obra, en el interior, hay un todo de texturas rico, diverso y en la coexistencia de opuestos y similares nos encontramos con las cosas, como sonů Nei González

La Textura Interior es una serie que transita por la experiencia de componer con una variedad de materiales muy diversos y hacerlos coexistir entre si no solo en la misma obra sino en la misma serie.

Desde enduídos chorreados y coloreados, con agregados de arenas de diferente grano, metales soldados, hierro grabado al acido, espinas de Acacio Negro ahora cosidas con hilo de Alpaca o estucados coloreados manchados, trapeado o patinados, papeles embetunados, encerados , hilos teñidos o acrílicos densos y brillantes, todo esto en la obra y manifestándose con sus choques de apariencias o con sus similitudes.

En definitiva, cada material, cada textura, ofrece al espectador la posibilidad de permitirse experimentar qué sucede con ellas en su propio interior.